El bienestar en el espacio de trabajo

Hay una cita sobre Richard Branson, ya sabéis, el británico que posee el grupo Virgin que montó su primera empresa con 16 años, que dice:

“Los clientes no son lo primero, lo primero son los empleados. Si cuidas a tus empleados ellos cuidarán de tus clientes”

Richard Branson

El empresario británico, que bien se merece un blog entero, es partidario de la flexibilidad horaria. Sin discusiones. Considera que no hay razón para que la gente pueda trabajar menos horas y ser incluso igual o más eficaz.

Entre sus políticas laborales destaca la implementada hace unos años entre sus empleados: un año pagado de permiso de trabajo, aunque la medida solo se aplicaba a aquellos que trabajaban en una de sus filiales.

Pero es un ejemplo de lo importante que es sentirse bien en el trabajo para ser incluso más rentable para la empresa. Esa relación entre bienestar laboral y productividad.

Los españoles insatisfechos con su espacio de trabajo

Según un estudio realizado por Ipsos para la compañía Steelcase hay varias conclusiones muy interesantes sobre cómo los trabajadores de este país consideramos nuestro espacio de trabajo.

  • Los españoles somos los segundos por la cola en satisfacción con nuestro espacio de trabajo. Y es algo muy a tener en cuenta: después del salario es el segundo factor según este informe que determina la satisfacción del trabajador.
  • Entre las razones para la disconformidad con el espacio se encuentra el estrés. Un 60% de las jornadas laborales que se pierden cada año se pueden atribuir a él. En la encuesta, solo un 56% de los cuestionados señalan que en su entorno de trabajo se encuentran relajados y tranquilos en su jornada laboral.
  • Otro argumento de los trabajadores es no disponer de privacidad. La eterna discusión entre los espacios abiertos y los espacios cerrados. Ahora mismo la tendencia se encamina a espacios diáfanos y abiertos para fomentar la colaboración entre empleados, pero solo el 54% de los preguntados señalan que pueden trabajar sin interrupciones. 
  • En el equilibrio sí parece que está lo mejor. Un 50% de los cuestionados señalaron que no disponían de espacios adecuados para concentrarse. Y ahí llega el modelo de un centro de negocios, dual, con privacidad y espacios comunes, que bien puede utilizarse en estos tiempos como una gran alternativa como ocurre en Fun&Work Business Center.
  • Posibilidad de elegir y controlar el espacio de trabajo. Esa es otra de las disyuntivas que se plantean.
  • España es el segundo país tras Francia que ofrece menos posibilidades a los trabajadores para poder establecer cuál será su lugar de trabajo.

 Aunque el estudio refrenda que cuantas más posibilidades tiene el empleado de elección sobre su puesto y entorno, más elevado es su sentimiento de pertenencia al grupo laboral. Es decir más productivo.

  • Muchos son también a los que les gustaría optar por el teletrabajo, aunque lo cierto es que con trabajo en casa obligado, muchos son los que han cambiado de opinión porque consideran que dedican demasiadas profesionales en detrimento de su vida personal.

Qué aporta un buen espacio de trabajo

  • De todo ello se observa que los espacios de trabajo favorecen el bienestar si cumplen con varios requisitos: fomentar la tranquilidad y el espacio propio laboral, con un mix de privacidad con la pretensión de elegir en qué lugar se puede trabajar.
  • Se trata de establecer una amalgama de matices fundamentales para el buen desarrollo de nuestra labor en el trabajo, con bienestar físico, cognitivo y también emocional, como indica la encuesta.
  • El fruto para la empresa es que el trabajador estará más cómodo en su tarea a desempeñar y será por tanto más innovador, creativo y sobre todo productivo.

Coste de la satisfacción para las compañías

  • Según el estudio elaborado por Ipsos para Steelcase en la Unión Europea se dedican cada año 12.000 millones de euros a gastos relacionados por ejemplo con los dolores de espalda que padecen los trabajadores. Y ese es solo un ejemplo gráfico.
  • Porque no debemos olvidar que factores como la desmotivación, el presentismo laboral y la ausencia de compromiso con la empresa pueden suponer miles de millones de euros para las compañías. No digamos ya, el absentismo laboral, algo matizado en los últimos años por la falta de empleo.
  • Hay un estudio de Gallup, en el que otro día también ahondaremos, que destaca que el 62% de los trabajadores españoles no se sienten comprometidos con sus empresas. Es una cifra tremenda y muy elevada que evidencia que esa falta de motivación puede hacer descarrilar los proyectos de una empresa que necesita del 100% del trabajador.
  • Además no solo es la falta de compromiso sino los efectos secundarios de los mismos. La desmotivación puede traer consigo que un empleado tóxico pueda dañar toda la organización de tu empresa.

Factores para reconducir el bienestar

Hemos hablado de lo malo, y ahora vamos a hablar de lo bueno. Para Steelcase seis son en concreto los factores que posibilitan el bienestar en el trabajo:

  • Mostrarse participativo en el trabajo
  • Conexión con otras personas en el ámbito laboral
  • Demostrar autenticidad en la vida profesional
  • Disfrutar de la vitalidad física e intelectual
  • Tener un objetivo claro en nuestro trabajo
  • Gozar de optimismo

Si atendemos al estudio el entorno donde se trabaja es fundamental para concluir ese bienestar que se necesita para ser, a la postre, más productivo en el trabajo.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest